recién nacido

5 cuidados básicos para un recién nacido

Después de nueve intensos meses por fin tienes a tu recién nacido en casa. Las incógnitas sobre cómo será ya se han despejado y ya puedes ver esa cara que tantas y tantas veces has imaginado.

Las dudas y el nerviosismo desaparecen y en su lugar una gran cantidad de preguntas empiezan a entrar en ti. ¿Cómo cuido a mi recién nacido? Pues bien, si eres de esos padres que se preguntan qué cuidados necesita un recién nacido tranquilo, porque en este post te vamos a dar una serie de consejos sobre cuidados básicos de tal manera que a tu pequeño no le falte de nada.

El cordón umbilical

Esta es una de las primeras preguntas que se hacen los padres, ¿cómo se cura el cordón umbilical? Ante esto no hay una única respuesta válida, ya que depende de los consejos que te den en el hospital y/o en el médico especialista. Él te dirá el procedimiento a seguir y en unos días los restos del cordón umbilical se secarán y caerán. Si ves que empieza a oler mal o supura lo mejor es ir directamente al médico para evitar cualquier complicación.

El baño del recién nacido

¿Hay que bañar al bebé todos los días? Lo cierto que aunque parezca lo más higiénico no es lo más recomendable. Lo ideal es bañar al bebé cada dos o tres días y el resto de días limpiar con agua y jabón la zona del pañal. Acondiciona el baño para ello. Procura que la temperatura ambiente sea agradable para que el recién nacido no pase frío y ten todo preparado para secarlo y vestirlo inmediatamente. Procura que el agua esté templada para que el pequeño no la note fría.

recién nacido

El aseo del recién nacido

Además del baño, el bebé necesita de más cuidados. Una de las dudas en este campo es el cortado de uñas. No existe ningún problema porque cortes las uñas al bebé pronto. Así que no te preocupes del tiempo que pasa y hazlo cada vez que veas que tiene las uñas largas. Cortar el pelo o no es otro de los dilemas de todo padre primerizo. Piensa que lo más normal es que los primeros meses al bebé se le caiga el pelo, con lo que lo ideal sería esperar un tiempo para empezar a cortarle el pelo. Eso sí, si le cortas el pelo asegúrate de hacerlo con tijeras de punta redondeada.

Escozor en la zona del culito

Una de las zonas más sensibles del bebé es el culito. Las deposiciones continuas y el cambio de pañales hacen que en muchas ocasiones esta zona se irrite causando escozor y molestias en el peque. Para evitar esto lo mejor es cambiar el pañal cuanto antes, así evitarás un contacto prolongado con el pipi. Pero si aún así el pequeño presenta rojeces e irritaciones puedes realizar varias acciones.

  • La primera es airear el culito del bebé varias horas al día, deja que vaya sin pañal durante breves periodos de tiempo.
  • La segunda, las cremas. Ten a mano cremas para bebés, eso ayudará a que el escozor sea menor y poco a poco remita.
  • La limpieza. Cada vez que cambies el pañal limpia a conciencia el culito del bebé. Las toallitas húmedas y/o una esponja empapada con agua te servirán de ayuda.

La ropa infantil

Nada más nacer es lógico preguntarse si hay que abrigar mucho al bebé o no. Piensa que el pequeño viene de tu útero, y el ambiente en él es cálido, con lo que los primeros días deberías abrigarlo un poco más para que no note cambios bruscos. Pasados los primeros días ya puedes empezar a vestirlos como tú, eso sí, un poquito más abrigados; es decir, con una camiseta de manga larga más que tú el bebé estará protegido. Y si tienes miedo a que pase frío siempre podrás echar mano de las mantas infantiles.

Deja un comentario